Un Dios prohibido

Película largometraje

Entrevista a Ainhoa Aldanondo

ENTREVISTA A AINHOA ALDANONDO

“ME ENCANTARÍA QUE LA GENTE PUDIERA VER ESTA PELÍCULA DESDE UN LADO HUMANO, DESDE EL CORAZÓN”

La actriz Ainhoa Aldanondo interpreta el persona de Ángeles en la película “Un Dios prohibido”. Hemos hablado con ella durante el rodaje de esta producción en Ciudad Rodrigo (Salamanca). Ella destaca de la película el lado humano , una historia que ha de verse desde el corazón.

– ¿Cómo describirías el personaje que interpretas en “Un Dios prohibido”?

Yo interpreto a Angeles que es una miliciana, muy amiga de Trini, personaje que interpreta Elena Furiase. Casi toda la trama la vivimos juntas. Es una trama paralela a la trama principal pero no por ello menos importante

– ¿Cómo está siendo tu experiencia de rodaje?

Absolutamente maravillosa. Me siento muy a gusto. Creo que estamos haciendo un trabajo muy bonito. Todo el mundo. El equipo técnico los actores, están muy involucrados. Ciudad Rodrigo es un sitio ideal para rodar esto porque tiene un calor que acompaña a que podamos estar todos a una. Estamos todos muy juntos, se ha hecho mucho equipo y eso ayuda a que esto se refleje en la película, esto evita un poco la dispersión. Me encanta el ambiente que hay.

– Tras una trayectoria demostrada en producciones teatrales, ¿estás orientando en este momento tu camino hacia el cine?

He trabajado mucho en teatro porque surgió así. Empecé a hacer teatro en Zaragoza, en Aragón, donde hay muchas compañías. El mundo audiovisual está más cerrado e inevitablemente empecé ahí, desde donde he ido enlazando a otras cosas cuando me fui a vivir a Madrid. Luego he ido haciendo televisión y cine. Me encantaría ampliar mi experiencia en ese campo, porque el mundo audiovisual me encanta. Pero en mi carrera he hecho muchísimo teatro desde que tenía 19 años.

La actriz Ainhoa Aldeanondo (izq.) junto a Elena Furiase durante el rodaje de la película “Un Dios prohibido”

– La última película en la que has participado ha sido muy premiada. ¿Qué supuso para ti el participar en “De tu ventana a la mía”?

Fue una experiencia muy bonita, sobre todo porque a Paula Ortiz, la directora la conozco desde hace mucho tiempo, nuestros padres son muy amigos, y es una persona a la que yo admiro mucho. Ella es de Zaragoza, treintañera como yo, que ha logrado hacer una primera película maravillosa, con una cierta producción que sostuviera todo lo que ella quería hacer. Ha trabajado muchísimo durante años para lograr esto. Tiene una iniciativa increíble y la admiro muchísimo. Es muy joven y va a conseguir muchas cosas. A ella la tengo mucho cariño, me encantó cuando me llamó para el proyecto y rodé con actrices y actores como Alex Angulo,  que es maravilloso, dulce y gran profesional, Luisa Garasa que es aragonesa y la conozco desde hace muchos años y fue una experiencia estupenda, increíble. Muy contenta porque se hiciera una película en Aragón y mover esta industria en este lugar.

Como aragonesa que eres, esta película aunque está rodada en Ciudad Rodrigo, está ambientada en Aragón. ¿Esto también te ayudó a la hora de aceptar el papel?

Muchísimo. Aparte mi personaje Ángeles está basada no en un personaje concreto sino en dos, según me estuvo contando el guionista, dos anarquistas zaragozanas, que es de donde yo soy. Además, mi abuela se llama Ángeles. El que toque algo de la tierra me encanta y me ayudó a interesarme por el proyecto.

Acepté el papel por muchas cosas. Me encantó el guión. Conozco a Juanjo, el guionista,  desde hace muchos años. Me llamó él. Me habló del papel, del guión, me encantó. Me parece muy triste que pasara algo así, pero bueno estas cosas también está bien contarlas. Me pareció que el guión estaba hecho con una sensibilidad y con una profundidad increíbles. Me gustó mucho el personaje, porque además tiene una energía distinta a los personajes que yo suelo hacer, porque me suelen dar personajes más cándidos y Ángeles es una persona muy fuerte, que me interesaba mucho. Y también toda la trama con Trini, me parece muy bonito. Me parecía muy humano, el tema de acercarse al otro lado, de poder ver que por encima de todo esto. Todos somos seres humanos y lo que pasa es horrible y de pronto miras a otro ser humano a los ojos y da igual que esté en el otro bando porque es un ser humano como tú y puedes sentir cosas por él. Todo esto que le pasa a Trini y yo estoy a su lado. Me conmovió mucho, me gustó mucho esta trama nuestra.

– Siguiendo con tu carrera , con tu trayectoria este año has estado nominada como Mejor Actriz de Reparto por Incrementum en los premios de la Unión de Actores. ¿Qué ha supuesto para ti esta nominación y la participación en el espectáculo de Peris Mencheta?

Cuando me llamó Sergio Peris Mencheta para hacer “Incrementum” supuso una alegría increíble. A Sergio le conocí en el estudio Juan Carlos Coraza que es donde estudiamos los. Él quería hacer este texto, nos reunió a las actrices con las que quería trabajar y de ahí no sabíamos a donde iba a ir. Estrenamos en una salita muy pequeña y poco a poco fue interesando a mucha gente el espectáculo, Mario Gas se interesó y nos llevó al Español. Ha ido incrementándose,  como su propio nombre indica, hasta que ha tenido mucha repercusión, hemos tenido unas críticas increíbles y para todos ha sido una experiencia muy positiva. Ha sido increíble. Y en cuanto a la nominación. A mí me sorprendió un montón. Fue muy bueno compartir nominación con María Isasi, que a parte de una actriz maravillosa es muy amiga desde hace muchos años, y sobre todo sentirnos valorados todos como equipo por parte de la profesión, que es doblemente bueno te sientes muy querido.

– ¿Qué esperas de esta película?

Espero que la historia que estamos contando sepamos contarla. Creo que está siendo así, porque me parece algo muy fuerte y muy  humano. Siento cierta responsabilidad de poder contar esta historia con el respeto y el amor que debe ser contada. A nivel personal, espero poder aportar mi granito de arena. A un nivel más comercial, me encantaría que muchísima gente la pudiera ver, que pudiéramos tener una buena distribución y la gente pudiera ver este trabajo, esta historia y que  pudiéramos llegar a ser entendidos, que la gente viera esta película desde un lugar humano, desde el corazón,  que pudiéramos hacer algo que alguien pueda ver y sentir cierta empatía por la historia. Por ejemplo hicimos una secuencia donde actuaba Rodrigo Saiz, el personaje de Castán, que era muy pequeña pero fue preciosa y yo decía, yo veo esto como espectador y diría:  me llega al corazón. Ojalá eso pueda suceder con esta película.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.